Cobertura
Oriente Medio

Siria después de Estado Islámico

Vuelta a la vida en los barrios muertos de Siria
Recaudado
6.950€
De
6.900€
Finalizada
Las aportaciones
Aportando 10 €
Pequeños gastos

El trayecto en tren desde al aeropuerto al centro de Atenas, billetes de metro en Estocolmo o en Berlín... Ayúdanos en nuestros pequeños gastos diarios durante la cobertura.

Aportando 25 €
Dieta

A menudo, cuando se está fuera, los días se alargan tanto que uno se olvida hasta de comer. Pero hay que encontrar el tiempo al menos para un souvlaki. Comer puede ser muy barato en Grecia pero no tanto en, por ejemplo, Suecia.

Aportando 40 €
Transporte

Un tren desde Berlín o Estocolmo hasta las zonas interiores del país. O el alquiler de un coche por un día. Con esta aportación nos ayudarás a cubrir los gastos de transporte.

Aportando 50 €
'Fixer'

Viajando por Europa a menudo se consigue trabajar sin fixer, pero en algunos casos es indispensable. Ayúdanos a poder pagar a alguien que nos ayude a conocer mejor los países a los que viajaremos.

Aportando 85 €
Alojamiento

Si no tienes muchas pretensiones en temporada baja, con esta cifra puedes alojarte un par de noches en Atenas o quizá una en Estocolmo...

Aportando 200 €
Seguro

Hay que informar con todas las garantías, y eso es algo difícil y caro para los freelance, que trabajan con su material y cámaras propios.

Aportando 250 €
Crónica y fotografía

Es necesario pagar el trabajo de Mariangela Paone y Manu Brabo y su relato en textos e imágenes de cómo se organizan quienes resisten al auge de la ultraderecha en Europa.

Aportando 1 000 €
Lo más importante… ¡el viaje!

Tanto Paone como Brabo saldrán de España para empezar la cobertura. El objetivo es ir a a al menos dos países. No necesitamos visados, pero son muchos billetes y transbordos.

¿Qué queda en las ciudades sirias que antes estaban bajo control de Estado Islámico?

Guillem Trius

Fotoperiodista

Mikel Ayestaran

Cubriendo conflictos

What

 

La guerra en Siria tiene diferentes actores mundiales y regionales, pero las mismas víctimas: los civiles. En nombre de “la guerra contra el terror” se han arrasado partes enteras de ciudades como Alepo, Homs, Deir Ezzor o Palmira. El conflicto que estalló en 2011 deja miles de muertos y millones de refugiados y desplazados. Cuando callan las armas, vuelve la vida. Una nueva vida en condiciones extremas en barrios machacados. A partir de las historias de quienes retornan, de las escuelas y comercios que reabren sus puertas, se puede intentar hacer el retrato de la vida en estos barrios muertos. Siria se ha convertido en una especie de parque temático del terror en el que el califato establecido por Estado Islámico llegó a ocupar la mitad del país, y son sus ruinas las que van a ser el eje central de esta cobertura.

Esta cobertura tiene un presupuesto de 6.900 euros.

WHO

Mikel Ayestaran (Beasain, 1975) es periodista freelance (www.mikelayestaran.com). Especializado en zonas de conflicto, desde 2006 ha trabajado en países como Líbano, Irak, Irán, Siria, Afganistán, Pakistán, Yemen, Egipto, Túnez, Libia, Georgia, Israel y los Territorios Palestinos combinando siempre prensa, televisión y radio. Tras ocho años de paracaidista, con la mochila a vueltas de movida en movida, en enero de 2015 situó su nuevo campo base en Jerusalén. Colabora de forma regular con los medios impresos del grupo Vocento y con la radio televisión pública vasca (EiTB). Autor de Oriente Medio, Oriente roto y Gaza, cuna de mártires.

Guillem Trius es fotoperiodista. Ha trabajado en países como Etiopía, Senegal, Gambia, Grecia o Níger y ha publicado artículos y fotografías en medios internacionales. Es licenciado en Periodismo y tiene un máster en Fotografía Documental y en Fotoperiodismo por la London College of Communication.

WHEN

A finales de la primavera de 2013 Estado Islámico de Irak cruzó la frontera siria, extendió sus operaciones al país vecino y pasó a llamarse Estado Islámico de Irak y Levante (EIIL o Daesh, por sus siglas en árabe). Su líder, Abu Bakr al Bagdadi, se enfrentó a Al Qaeda y acabó rompiendo sus lazos con este grupo para disputarle el primer puesto como “amenaza global”. EI creció hasta controlar la mitad de Siria, estableció su capital en Raqqa, pero como le ocurrió en Irak, poco a poco fue perdiendo terreno hasta que el califato colapsó en diciembre, incapaz de defender todos los frentes abiertos.

WHERE

En Siria no visitas lo que quieres, sino lo que puedes. Esta cobertura está planeada para viajar a las ciudades que formaban parte del califato y que han sido liberadas por el ejército sirio y sus fuerzas aliadas. Entraremos al país con visado del gobierno y para poder tener acceso a las ruinas del califato necesitaremos antes el permiso del ministerio de Defensa. La lista de lugares a visitar arranca en Yarmouk, el campo de refugiados palestinos al sur de Damasco, y nos llevará a Akerbat, Palmira, Qariaten o Deir Ezzor, en la frontera con Irak. No podremos ir a Raqqa o Kobane porque fueron liberadas por Estados Unidos y las fuerzas kurdas, y son zonas donde no hay presencia del Gobierno sirio.

Visitaremos también Guta oriental y Homs, zonas que no eran del califato, pero que también han quedado destrozadas por una guerra sin líneas rojas como la de Siria.

WHY

El califato es historia, pero las heridas que deja abiertas son muy importantes. La guerra contra Estado Islámico, en Siria e Irak, no ha tenido líneas rojas y zonas enteras han quedado arrasadas. El regreso de los civiles es complicado, a veces imposible. Este grupo entra y sale de las agendas informativas cuando golpea en Occidente, pero en Siria ha gobernado y sus víctimas se enfrentan ahora a una posguerra muy dura. Daremos atención especial a los niños y al efecto que las ideas del califato han podido tener en su formación.

Este proyecto ha sido realizado con el apoyo del Digital News Innovation Fund.