Manish Swarup / AP

De Bin Laden a Al Bagdadi

Ocho años separan las dos operaciones para matar al “terrorista más buscado” por Estados Unidos. Mueren los líderes, perdura la amenaza.

Mikel Ayestaran

Cubriendo conflictos
30 de Octubre de 2019

Comparte:

Ocho años después, las fuerzas especiales de Estados Unidos vuelven a dar un golpe contra la “mayor amenaza global” con una operación nocturna que acaba con la muerte del “terrorista más buscado”. En 2011, ocurrió en la pequeña Abbottabad, localidad de montaña de Pakistán, donde se refugiaba Osama bin Laden a las puertas de una academia militar del Ejército de Pakistán. En 2019, un comando estadounidense aterrizó en Barisha, un pueblo del norte de Siria situado a solo cinco kilómetros de la frontera con Turquía, y mató a Abu Bakr al Bagdadi. Barack Obama se colgó la medalla de la operación contra el líder de Al Qaeda en un calculado mensaje de nueve minutos, y Donald Trump ha hecho lo propio con el califa del grupo yihadista Estado Islámico (EI), pero su discurso y respuestas a periodistas se alargaron hasta los 48.   

Ocho años de diferencia, distintos líderes y presidentes —que quieren repetir mandato— en Washington, pero un escenario postoperación similar: eliminado el líder, la amenaza permanece.

Para leer este contenido tienes que ser socio

Si te interesa lo que pasa en el mundo, esta es tu revista. Estamos en web y en papel.