AP

La encrucijada bielorrusa

¿Qué hay detrás de las protestas contra Lukashenko?

Ricardo Marquina

Periodista
15 de Octubre de 2020

Comparte:

Durante dos meses decenas de miles de personas han salido cada fin de semana a las calles de Minsk, Brest, Gomel, Grodno y otras ciudades bielorrusas para demostrar que no era posible que el presidente Alexander Lukashenko hubiese ganado las elecciones del 9 de agosto con más del 80% de los votos.

Durante una de estas manifestaciones la marea llegó a ser tal, que Lukashenko agarró un fusil automático en sus manos y sobrevoló la multitud en helicóptero, como si temiese acabar como Ceaușescu.

Pero pasó el primer arrebato opositor y Lukashenko encajó el golpe. Demostró que cuenta con un apoyo fuerte entre las fuerzas armadas y los cuerpos policiales, pero también entre una parte importante de la sociedad bielorrusa que ve con recelo las propuestas de cambio de la oposición, que tiene miedo de volver al caos de la década de 1990, con la Unión Soviética recién resquebrajada.

Tras las semanas de protestas se esconde una crisis estructural. Lukashenko, a quien la Administración Bush llamó “el último dictador de Europa”, no tiene intención de dialogar con una oposición fragmentada que ya ha comprendido que este va a ser un proceso largo, con poco o nada en común con Ucrania o Georgia. 

Para leer este contenido tienes que ser socio

Si te interesa lo que pasa en el mundo, esta es tu revista. Estamos en web y en papel.