Ahn Young-joon / AP

La Guerra Fría resucita en Corea

Arrancan los ‘Juegos de la Paz’ en Pyeongchang, pero las amenazas bélicas de Trump han convertido la península en un nuevo telón de acero

Mónica G. Prieto

En Asia
09 de Febrero de 2018

Comparte:

La desbordante hospitalidad asiática apenas puede contener emociones en los accesos al Centro de Arte de la ciudad surcoreana de Gangneung.

Cientos de policías y voluntarios rodean el recinto donde ensaya la Orquesta Samjiyon, un grupo de 140 artistas enviado por Corea del Norte para actuar ante el público surcoreano como gesto de buena voluntad. Las 560 entradas tuvieron que ser sorteadas entre 150.000 personas deseosas de asistir al espectáculo.

Afuera, un centenar de detractores de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang quieren que la fiesta se acabe.

“Estamos en contra de explotar nuestros Juegos con fines políticos para hacerle el juego a Kim”, vocifera Young Hwan-cho, de 59 años, haciéndose oír entre los gritos de sus correligionarios, que ondean banderas surcoreanas y norteamericanas y retratos de Kim Jong-un con una enorme X en la cara. “Nuestros políticos nos venden una falsa paz, cuando en realidad buscan dinamitar la alianza con Estados Unidos y Japón”, se impone Kwon San-hwan, otro de los manifestantes, de 44 años.

Para leer este contenido tienes que ser socio

Si te interesa lo que pasa en el mundo, esta es tu revista. Estamos en web y en papel.