Ricard Garcia Vilanova

Los motivos de Irak

Las protestas en uno de los países más castigados por la guerra se centran en la corrupción, el desempleo y la clase política

Ricard Garcia Vilanova

Pegado a la noticia

Catalina Gómez Ángel

Periodista
28 de Noviembre de 2019

Comparte:

Con la bandera iraquí amarrada al cuello, como si fuera su capa de Superman, Hasán llega todas las tardes a la plaza de Tahrir en Bagdad. En su mano lleva una pequeña máscara antigás y un casco de plástico rojo que nunca ayudará a protegerlo de los proyectiles de gas, bombas lacrimógenas o munición real que lanzan las fuerzas iraquíes. Como máximo, y con suerte, lo protegerá de una piedra, pero esa no es la amenaza a la que se enfrentan jóvenes como él, que presionan para poder llegar algún día al otro lado del río Tigris, hasta la famosa Zona Verde creada por Estados Unidos después de la invasión de 2003, para expresar de cerca a los políticos sus demandas.

Las protestas no son una novedad en Irak. Muchos de los activistas de esta plaza han estado presentes en manifestaciones desde 2010, pero ninguna había sido tan grande como la que comenzó el 1 de octubre. Una protesta convocada mayoritariamente por los jóvenes contra la corrupción, el desempleo y las políticas de división sectaria, pero cuyo detonante fue la destitución del general Abdul Wahab Al Saadi, que estuvo al frente de las Fuerzas Especiales iraquíes —conocidas como Golden Division— durante la guerra contra Estado Islámico y a quien los iraquíes consideran un hombre honesto y patriota. 

Para leer este contenido tienes que ser socio

Si te interesa lo que pasa en el mundo, esta es tu revista. Estamos en web y en papel.