El abuso enmascarado de los macacos

Son capturados en la selva de Indonesia y después usados como negocio y entretenimiento

Joan de la Malla

Fotógrafo
27 de Febrero de 2020

Comparte:

Cientos de macacos son capturados en las selvas de Indonesia cada año para ser vendidos como mascotas o para espectáculos callejeros conocidos como Topeng Monyet (literalmente, “mono con máscara”). Son actuaciones en las que los macacos, encadenados y a menudo disfrazados como humanos, muestran sus habilidades con distintos juguetes y artefactos construidos por sus entrenadores. Aunque sobre el papel están prohibidos, los Topeng Monyet persisten en muchos rincones de Indonesia.

Estos espectáculos esconden duras sesiones de entrenamiento en condiciones terribles para los macacos, que se ven además privados de las relaciones de grupo que necesitan como primates. Detrás de esta práctica existe otra realidad compleja: la de los propios entrenadores, que a menudo dependen del poco dinero que les reportan las actuaciones de los monos para sobrevivir. 

A lo largo de más de tres años, el fotoperiodista Joan de la Malla (Barcelona, 1982) ha documentado la venta y explotación de estos macacos en el archipiélago indonesio, su confiscación por parte de las autoridades y el largo proceso de recuperación y reinserción de los monos en el entorno salvaje. 

Para leer este contenido tienes que ser socio

Si te interesa lo que pasa en el mundo, esta es tu revista. Estamos en web y en papel.