Diego Ibarra Sánchez / MeMo

El secuestro de la educación

El proyecto de larga distancia del fotoperiodista Diego Ibarra Sánchez se adentra en aulas de medio mundo vaciadas por la guerra y la violencia

Diego Ibarra Sánchez / MeMo

Fotoperiodista
20 de Noviembre de 2017

Comparte:

“La guerra no acaba con la última bala”.

El fotoperiodista Diego Ibarra Sánchez (Zaragoza, 1982), cofundador de la cooperativa de fotógrafos MeMo, ha estado en muchas guerras, pero no se considera un fotógrafo de guerra. Ha cubierto un sinfín de acontecimientos históricos en Oriente Medio y Asia, pero no persigue la noticia de última hora. Alejado de la adrenalina mediática, su sensibilidad empuja su fotografía a otra dimensión: la de la poesía y la textura, la piel y su reflejo, la sombra y la luz que baña y da forma a la materia.

Educación secuestrada, uno de los proyectos fotográficos más importantes de su carrera profesional, es una muestra de ello. Ibarra ha trabajado en países como Pakistán, Líbano, Siria, Irak, Afganistán, Nigeria o Colombia. Allí se fijó en las bombas, pero sobre todo en las aulas vacías y los pupitres volcados. Esa es su personalidad periodística y estética: pintar con luz qué pasa después de la guerra.

Para leer este contenido tienes que ser socio

Si te interesa lo que pasa en el mundo, esta es tu revista. Estamos en web y en papel.