Diego Ibarra Sánchez / MeMo

Elecciones en Líbano: una mirada por dentro

Hezbolá y sus aliados ganan terreno en un país que reclama una identidad más allá de la rivalidad entre Irán y Arabia Saudí

Diego Ibarra Sánchez / MeMo

Fotoperiodista
09 de Mayo de 2018

Comparte:

Un país geoestratégico en el corazón de Oriente Medio. El escenario de la lucha entre Irán y Arabia Saudí, entre el bloque chií y suní, por la hegemonía de la región. Este es invariablemente el enfoque que se usa para llamar la atención sobre Líbano, un país de algo más de cuatro millones de habitantes que celebró elecciones el pasado día 6 de mayo.

El fotoperiodista Diego Ibarra Sánchez, uno de los fundadores del colectivo fotográfico MeMo, vive en Beirut desde hace años, ha seguido la campaña electoral y nos invita a ir más allá de los tópicos a través de sus imágenes. Líbano es un país que resurgió de las cenizas de una guerra civil sangrienta y que en su patio trasero tiene en marcha el peor conflicto del siglo XXI: Siria. Tiene 17 confesiones religiosas y vive en una eterna búsqueda de identidad, tal y como refleja el escritor franco-libanés Amin Maalouf en su libro Identidades asesinas. Líbano es mucho más que un teatro de la guerra fría a pequeña escala entre Irán y Arabia Saudí.

Para leer este contenido tienes que ser socio

Si te interesa lo que pasa en el mundo, esta es tu revista. Estamos en web y en papel.