Reconstrucción de la identidad refugiada

Retratos robot para conocer a los menores no acompañados que cruzan el Mediterráneo

Revista 5W

Crónicas de larga distancia
05 de Abril de 2018

Comparte:

Un ojo es de Karim, un adolescente que partió de costas libias en una barcaza abarrotada para alcanzar Europa. El otro pertenece a Sara, una joven de clase media que estudia en un instituto en la ciudad siciliana de Agrigento. Los labios son de Ahmad, cuya familia murió en un bombardeo en Trípoli. Los nombres son ficticios pero los rasgos son auténticos, igual que las historias que hay detrás. Ojos, nariz, mejilla, boca: a modo de collage, estas facciones de diferentes personas sirven para construir, como si fuera un retrato robot, un rostro común y una nueva identidad para quienes perdieron la suya al huir de su país.

Para leer este contenido tienes que ser socio

Si te interesa lo que pasa en el mundo, esta es tu revista. Estamos en web y en papel.