El comandante con el que Kapuscinski se fue al frente

Entrevista con el portugués Joaquim António Lopes Farrusco, que combatió con los comunistas angoleños

Joana Linda

Fotógrafa

Maribel Izcue

Letra oriental
15 de Noviembre de 2018

Comparte:

“Es un destacamento condenado al exterminio, para él no existe salvación”, escribía el reportero polaco Ryszard Kapuscinski sobre un grupo de hombres agotados y mal armados en el peligroso frente sur de Angola, en 1975. Al mando de aquel destacamento casi temerario, que afrontaba la amenaza de las tropas sudafricanas, había un joven portugués: el comandante Farrusco.

Han pasado más de 40 años y Farrusco sigue vivo.

Está sentado en el vestíbulo del Cine Ideal de Lisboa, de espaldas a una pared con fotos en blanco y negro tomadas durante la guerra de Angola. Viste un abrigo negro y un sombrero de fieltro que no se quitará durante toda esta entrevista: apenas unos segundos para frotarse la cabeza y ponérselo de nuevo con rapidez. Desde fuera llega de vez en cuando el ruido del tranvía que pasa por la Rua do Loreto, en el Barrio Alto de Lisboa.

Joaquim António Lopes Farrusco está vivo, y ni siquiera él se lo explica del todo. Esquivó muchas balas hasta que la suerte le falló: un proyectil lo alcanzó y le destrozó un pulmón durante una emboscada cerca de Matala, en el sur de Angola, en octubre de 1975. La colonia, a punto de proclamar su independencia de Portugal, estaba sumida en el caos: la administración lusa se desintegraba, muchos blancos huían y combatían por el poder tres movimientos armados.

Para leer este contenido tienes que ser socio

Si te interesa lo que pasa en el mundo, esta es tu revista. Estamos en web y en papel.