Toni Arnau / RUIDO Photo

Historia de los nuevos cautivos

Argelia lleva a cabo una campaña sistemática de deportación de migrantes al desierto desde hace años

Toni Arnau

RUIDO Photo

Agus Morales

A la fuga
12 de Diciembre de 2019

Comparte:

Esta crónica forma parte del proyecto The Backway de RUIDO Photo y ha recibido el apoyo de National Geographic Society.

Lo conozco en un bar al que solo se llega si sabes dónde está. Estamos sentados ante una mesa cubierta por un mantel de Spiderman, cuya piel arácnido-plástica pisan ceniceros y botellines de cerveza. Dice que se llama Venom, como la némesis de Spiderman. 

—Llámame Venom —me insiste a lo Herman Melville. 

De la oscuridad brotan conos de luz naranjas, violetas, azules. No es el cumpleaños de nadie, pero del techo cuelgan unos globos dorados y otros con letras: “Happy Birthday”. Sobre la cabina del disc-jockey, ahora ausente, un altavoz escupe música africana. Hoy no hay mucha gente: ayer hubo una redada en Orán y las autoridades argelinas deportaron a diez, a veinte, a nadie sabe cuántos subsaharianos. 

—Lo de todos los días —dicen en el bar. 

Venom tiene la mirada del que ha perdido mil batallas pero sabe cómo ganar la guerra. Esa arrogancia del preso perpetuo que se siente libre. Poco pelo. Y una sonrisa melancólica, abstracta, que conquista sus anchas mandíbulas. 

Para leer este contenido tienes que ser socio

Si te interesa lo que pasa en el mundo, esta es tu revista. Estamos en web y en papel.