Badiucao

El regreso de los campos de 'reeducación' en China

Pekín instala un avanzado sistema para chinificar y asimilar a la comunidad uigur en Xinjiang

Mónica G. Prieto

En Asia
08 de Agosto de 2019

Comparte:

En el vagón de tercera de la ruta férrea que une Urumqi con Turpan, dos de las mayores ciudades de la provincia de Xinjiang, huele a fruta madura, encurtidos y sudor concentrado. Decenas de pasajeros se agolpan de pie en los pasillos mientras los más afortunados picotean en sus asientos, ensimismados en la pantalla del móvil. El ambiente podría ser casi perezoso hasta que un grupo de azafatas, acompañadas por agentes de seguridad armados con palos, se abren paso de forma abrupta y, desde el final del tren, comienzan a elegir pasajeros a los que identificar con brusquedad. 

Los agentes escanean tarjetas de identidad y las azafatas les toman fotografías con sus propios móviles: sus objetivos son las mujeres veladas y los varones jóvenes, a quienes despiertan a empujones si duermen para que presenten sus papeles. Un policía golpea con una porra de madera un bolsón acomodado en el portaequipaje que pende sobre los asientos, vociferando en chino, hasta que una mujer se levanta, nerviosa, para bajarlo y dejar que lo inspeccionen: solo contiene ropa y efectos personales. 

Para leer este contenido tienes que ser socio

Si te interesa lo que pasa en el mundo, esta es tu revista. Estamos en web y en papel.