2020: 'Revista 5W' quiere hacerse mayor

En nuestro quinto aniversario, nos proponemos llegar a 4.000 suscripciones que financien el periodismo narrativo

Revista 5W

Crónicas de larga distancia
02 de Enero de 2020

Comparte:

Hace poco hicimos una encuesta entre las casi 3.100 personas suscritas a Revista 5W, una cifra alta para un medio de nuestro tamaño. Una de las preguntas era: ¿Recuerdas alguna crónica que hayamos publicado y que te haya gustado especialmente? Poca gente tuvo que irse a nuestra web para buscarlas. Las respuestas se apoyaban en la memoria cartográfica del lector: “la lucha libre en México”, “un hombre que sepulta los cuerpos de náufragos que tratan de alcanzar Europa”, “mujeres mandatarias”, “un cura que resistía a la mafia en Italia”, “Doctor Congo”. 

Esa es nuestra razón de ser. Por eso somos, por eso existimos. Ese atlas de historias es lo que da sentido a 5W. No nos referimos solo a la redacción, a quienes trabajamos o fundamos la revista, sino también a quienes nos leen. Solo desde el encuentro entre reporterismo y lectores críticos puede surgir esa visión compleja y narrativa del mundo, plagada de personas que lo intentan y fracasan, en libertad o bajo opresión. Trabajamos por esa verdad: creemos que es mentiroso presentar el mundo como algo abstracto. Somos piedra, carne, aire. Cada historia es única y universal: nos dice cómo está construido el mundo.

En 2020 Revista 5W cumplirá cinco años. Cinco años de periodismo narrativo sin concesiones a la demagogia. Cinco años en los que hemos visto crecer una comunidad de la que ya forman parte más de 3.000 socios y socias. Este año queremos hacernos mayores y dotar a la revista de más recursos para seguir poblando la memoria colectiva de historias que merecen ser contadas. 3.000 no son suficientes. Nuestra redacción es muy pequeña y nuestros medios tecnológicos escasos. Nuestro primer objetivo es llegar a 4.000 suscripciones, y este año lanzaremos una campaña para conseguirlo. Estamos lejos aún: crecemos a un ritmo de 500 suscripciones al año, y octubre y noviembre fueron meses malos para la revista. ¿Cómo vamos a convencer a tanta gente? Diciéndoles que contamos pequeñas historias y grandes explicaciones. Que somos útiles para explorar los temas más importantes del siglo XXI. Que somos independientes y transparentes. Que nos pueden leer y escuchar. Que nadie nos controla: somos solo un colectivo de periodistas. Y que nadie nos dice qué debemos publicar. 

¿Qué hacemos en 5W?

El año que acabamos de dejar atrás fue el más brillante para 5W a nivel editorial. Presentamos nuestro primer corto documental, Damasco: el silencio de la guerra, y nuestras crónicas más largas —que acostumbran a tener más visitas que las cortas— fueron leídas y reconocidas. 

2019 fue un año de protestas en muchos puntos del planeta. Además de dedicar un podcast a ello, hemos viajado a Irak, Líbano o Hong Kong. Precisamente a China, el gigante asiático que busca un mayor control sobre Hong Kong, dedicamos un exhaustivo especial firmado por la reportera Mónica G. Prieto: Las guerras ocultas de China, un trabajo de larga distancia que explora el lado más oscuro de la influencia china en Tíbet, Hong Kong y Xinjiang. La crónica sobre los llamados campos de reeducación para uigures fue publicada en 5W meses antes de que saliera a la luz la filtración de los China Cables.

Es una época convulsa para Europa debido al brexit y al auge de los populismos, y en 5W tratamos de explicarlo con el especial La Europa ultra, elaborado con Ruido Photo y Cidob. Este año tenemos previsto cubrir de forma más exhaustiva los movimientos xenófobos y la opresión de colectivos en todo el mundo. 

También hemos seguido fieles al tema que más hemos cuidado desde nuestro nacimiento: las migraciones. El especial Barcelona-Pakistán-Barcelona nos sumerge en la comunidad pakistaní en Barcelona y le pone nombre y rostro a través del documental Misbah, y el especial Solos y migrados se centra en un tema que lleva meses ocupando espacio en los debates políticos en España: el de los niños migrados.

Sobre migraciones trata nuestra pieza más leída en la web este año y la que nos ha traído una de las mayores satisfacciones: Los muertos que me habitan, la crónica de Agus Morales con fotografías de Edu Ponces, parte del proyecto The Backway de Ruido Photo, que fue premiada con el Ortega y Gasset 2019 a la mejor historia o investigación periodística. No ha sido la única alegría de este año: el especial multimedia Tierra sin ellas, dedicado a la lucha de las mujeres por el territorio en Guatemala, Paraguay y Colombia, recibió en diciembre el Premio Desalambre 2019 al mejor trabajo multimedia. 

La segunda pieza más leída el año pasado fue La tierra envenenada de Chernóbil, el relato en imágenes del fotógrafo Raúl Moreno que profundiza sobre las secuelas del accidente nuclear. Al principio tuvo pocas visitas, pero —ironías del mundo en que vivimos— volvió a la actualidad gracias a una de las series más exitosas de 2019. Por cierto, pronto publicaremos más cosas interesantes sobre Chernóbil.

En tercer lugar, mostrando que 5W también es un lugar para explorar las ideas, se colocaron las reflexiones de la socióloga y periodista alemana Carolin Emcke: Si se duda no es posible odiar

En 2020 mantendremos el foco en las migraciones, en historias con perspectiva de género, en el clima, pero queremos dar más espacio a las ideas y a las culturas: a todo lo que transita por carreteras secundarias, porque perderíamos nuestra razón de ser si replicáramos lo que ya se hace. 

Desde América Latina nos han reclamado en muchas ocasiones que miremos más hacia allí. Esto no es un propósito: ya es algo cumplido. Casi un cuarto de los temas publicados en 2019 se centraron en América Latina, un porcentaje similar a las crónicas dedicadas a Asia y a Europa. África y Oriente Medio tuvieron una presencia ligeramente menor.

Uno de nuestros canales más potentes, el que más crece, es el podcast. En diciembre supimos que nuestros podcasts mensuales fueron elegidos por la plataforma Apple Podcast como una de las doce mejores escuchas del año. Estos capítulos monográficos sobre temas de actualidad abordaron desde la situación en China o la India —nuestros dos podcasts más escuchados del año, que además están entre los cinco más escuchados de todas las temporadas— hasta Arabia Saudí, mujeres mandatarias o el proceso de paz en Colombia. En 2020 habrá muchas más historias sonoras. 

LOS NÚMEROS

En 2016, al completar nuestra primera rendición de cuentas, os contábamos que 5W era un barco pequeño, con debilidades evidentes frente a los grandes medios pero también con ventajas: independencia, flexibilidad para probar nuevas rutas y rapidez para cambiar de rumbo en caso necesario. En estos años hemos navegado muchas millas y más de una vez nos hemos salido de la hoja de ruta: porque sobre la marcha descubríamos nuevas sendas, o porque nos topábamos con territorios inesperados, o a veces, sencillamente, porque el motor de un medio como el nuestro no daba para más.

En nuestro último balance financiero os informamos de que seguimos creciendo en suscripciones y por tanto en facturación, pero el viento sopla con fuerza y necesitamos hacernos más fuertes. 

Desde el principio, la mayor parte de los gastos —más de un 50%— ha ido a salarios y colaboraciones. El año pasado cerca del 16% se destinó a la impresión y distribución de nuestra revista-libro anual, Habitantes, y del último título de la colección Voces 5W, Europa soy yo. Otro 10% se invirtió en la producción del documental Damasco: El silencio de la guerra, y el resto se repartió entre mantenimiento web, impuestos, gestoría y organización de talleres y eventos.

Nuestro modelo es sólido y claro: la mayoría de los ingresos (más del 80% en 2019) viene de las personas interesadas en el periodismo internacional: iniciamos 2020 con casi 3.100 socios/as, un 80% de los cuales sigue prefiriendo la opción papel. Además, casi un centenar de personas ha elegido aportar un poco más con la suscripción solidaria. Este año tenemos previsto diversificar los ingresos para mantenernos, pero la idea sigue siendo que las personas estén en el centro de la revista, tanto a nivel editorial como financiero. 

Larga distancia

Podcast con público sobre la Unión Europea tras las elecciones de mayo de 2019.

En la encuesta entre socios/as citada al principio, los resultados mostraron que sus temas de mayor interés son derechos humanos y mundo humanitario, relaciones internacionales, cultura y migraciones. La gran mayoría era partidaria del tratamiento periodístico en profundidad. No tenemos una sección de opinión y el tráfico y la publicidad nos han penalizado mucho por ello, pero no había peticiones para que abriéramos una. El grito era unánime: no os desviéis, seguid haciendo periodismo.

Pero nadie debe llevarse a engaño. No podemos ser triunfalistas. Nuestro medio es aún muy débil y necesitamos más ayuda que nunca. En 2019 se hizo evidente la necesidad de retocar el engranaje tecnológico de la revista. Nuestra web y nuestro sistema de gestión de suscripciones debe remodelarse para ofrecer un mejor servicio y una mayor participación a socios y socias. La organización de los contenidos en web y el acceso al perfil del usuario es uno de nuestros puntos débiles. En 2020, con motivo de nuestro quinto aniversario, reforzaremos la plantilla y lanzaremos una nueva web. Debemos invertir en periodismo y en quien nos lee y nos financia. 

A las puertas de este quinto año, queremos dar gracias a quienes nos permitieron zarpar en nuestros inicios: aquellos que en un crowdfunding apostaron por este barco cuando aún se desconocía hasta dónde sería capaz de navegar. También a quienes siguieron a bordo una vez emprendido el viaje, a quienes se subieron en algún momento y a todas y cada una de las casi 3.100 personas que, con su apoyo, nos han permitido llegar más lejos. 

Pero esto solo acaba de empezar: el periodismo es una carrera de larga distancia. 

Comparte:

Las cuentas de 5W en 2018-19

Las cuentas de 5W en 2017-18

Cinco cosas que valió la pena contar en 2019