Anna Surinyach

El balance de 5W en 2015

¿Qué hacemos con vuestro dinero? Periodismo internacional. Y punto.

Revista 5W

Crónicas de larga distancia
30 de Diciembre de 2015

Comparte:

Cuando se nos ocurrió lanzar una revista de información internacional, los fundadores empezamos a sondear, de forma informal, a compañeros, amigos o conocidos. ¿Te parece una idea atractiva? La respuesta siempre era que sí. ¿Crees que será sostenible? La respuesta siempre era que no, imposible, deja de soñar.

Han pasado tres meses desde nuestro nacimiento y aún es muy pronto para decir si somos sostenibles o no, pero sí que nos gustaría responder a vuestras preguntas más frecuentes, explicaros qué estamos haciendo, qué queremos hacer y en qué gastamos vuestro dinero. Os lo avanzamos: todo en 5W gira en torno a una cosa, periodismo internacional desde el terreno.

A los que no nos siguen desde el principio les ponemos en antecedentes: en mayo de 2015 hicimos una campaña de micromecenazgo para lanzar 5W, una revista de información internacional, en web y en papel, con una apuesta radical por la narración y la imagen. Pedíamos 25.000 euros, pero conseguimos la mayor recaudación para un proyecto periodístico en la plataforma de Verkami: 50.030 euros. Y, lo que es más importante —el dinero pronto se esfuma—, el apoyo de 893 personas.

El 22 de septiembre nació nuestra web y pronto saldremos en papel, con contenidos inéditos. Nuestra apuesta por crónicas de larga distancia, desde el terreno, es innegociable. A veces nos preguntamos si, incluso, no estamos siendo demasiado radicales. A continuación os exponemos datos y reflexiones sobre: 1) Las historias que hemos contado (al fin y al cabo, lo más importante), 2) El papel, 3) Nuestras finanzas, 4) Los socios y 5) La publicidad.

1) CONTENIDOS: CRÓNICAS DE LARGA DISTANCIA

Juan Carlos Tomasi

Casi la mitad de nuestros gastos se dedican a pagar colaboraciones y salarios. El periodismo tiene que pagarse bien: lo mejor posible. Eso lo tenemos claro, entre otras cosas porque muchos de los fundadores somos freelance.

Habréis leído muchas críticas sobre la búsqueda del clic fácil, la tiranía del tráfico en internet, el recurso barato a la pulsión emocional. A priori, todos estamos de acuerdo. ¿Cómo no estarlo? Pero la realidad que nadie cuenta es lo difícil que es alejarse de eso. No hagamos retórica y hablemos de cosas concretas.

El atentado de París, en noviembre, nos presentó un dilema. ¿Enviamos a alguien para cubrirlo? Habíamos escrito un especial sobre Estado Islámico. Pensábamos que una parte del público podía interesarse por nuestra cobertura, por nuestra mirada. Era una oportunidad para crecer en difusión y quizá en socios. Más visitas. Y, sin embargo, todos los medios estaban allí. ¿Qué podíamos aportar nosotros? ¿No habíamos nacido para cubrir cosas que nadie cubría? “Allí no pintamos nada”, dijo uno de nuestros fundadores. Finalmente, se decidió no enviar a nadie y difundir los contenidos de fondo que ya habíamos publicado. ¿Hicimos bien? ¿Qué pensáis?

Otra forma fácil de generar tráfico son las piezas de opinión. No hemos abusado de ellas porque hay mucha opinión, demasiada. Sobre todo en el ámbito internacional. Lo que falta es pisar la calle: en África, América Latina, Asia, Europa u Oriente Medio. Al escribir sobre grandes fenómenos (refugiados, política, terrorismo) hemos preferido un enfoque didáctico, porque la red va llena de análisis.

Lo que queremos es reporting. Hemos apostado por reportajes desde el terreno: LibiaBenínla IndiaMéxico… Queremos seguir haciéndolo, aunque hay algunas cosas que tenemos que corregir.

Nos esforzamos en publicar el exigente contenido que queremos. El reto es encontrar y trabajar perfiles o reportajes realmente originales. No es nuestra intención publicar piezas sobre la situación de los refugiados, sino la historia de un sirio que, pongamos, haya llevado su zapatería de Alepo a Berlín. Estamos abiertos a propuestas de periodistas de todo el mundo, cuanto más arriesgadas mejor. Hemos venido a jugar.

En lo que sí que somos inflexibles es en la edición: las piezas pasan al menos dos filtros de edición y podemos estar semanas dando vueltas a una misma cosa. Normalmente, uno de los editores conoce el tema de cerca y el otro no tiene ni idea: el objetivo es un texto contrastado y que se entienda. El mismo nivel de obsesión se aplica a las fotogalerías y los vídeos. Con estos estándares, y teniendo en cuenta que somos pequeños, es fácil entender por qué solo publicamos una o dos piezas por semana. En eso tampoco hemos mentido a nadie.

En otro texto os presentaremos las piezas más leídas de este año en 5W, pero de momento cerramos este apartado con dos propósitos para 2016. El primero, publicar más entrevistas, más perfiles, más historias humanas, más textos inmersivos. El segundo, no abundar en uno de los defectos más habituales de la información internacional: el abuso de los reportajes de fondo. No solo queremos eso, también nos gustaría publicar scoops (exclusivas), ir a la raíz de los problemas, descubrir casos de corrupción, airear violaciones de los derechos humanos.

Con vuestro apoyo será más fácil.

2) EL PAPEL: UN LIBRO DE CRÓNICA Y FOTOGRAFÍA

La energía y los recursos que se han desplegado para la revista en papel son extraordinarios. Es una de nuestras grandes apuestas. Ya ni siquiera la llamamos revista, sino libro, volumen. Tiene más de 200 páginas, fotografías de todo el mundo (de Manu Brabo, Diego Ibarra Sánchez, Anna Surinyach, Ricard G. Vilanova, Maysun) y firmas como Martín Caparrós, Xavier Aldekoa, Mónica G. Prieto, Mikel Ayestaran, Óscar Martínez o Bru Rovira, que intentan responder a una misma pregunta: ¿Qué pasa después de la guerra? A los socios os enviaremos este número 1 a casa. El resto de ejemplares los pondremos a la venta. Solo nos quedan algunos detalles: el libro se publicará en el primer trimestre de 2016. Nuestro director, de forma insensata, se había comprometido en los actos de inauguración a que la revista saliera para Navidad, ante la mirada reprobatoria de varias compañeras. Pedimos perdón por sus excesos.

La tirada es de 5.000 ejemplares. Queremos que el volumen sea un ejemplar insólito: que por primera vez, al menos en el ámbito internacional, reúna calidad narrativa y pasión por la fotografía y la ilustración. Va con tapa dura. Es un producto arriesgado, hecho con mucho mimo, de forma casi artesanal. 

¿Cómo responderá el público? ¿Hay espacio para algo así? Nos lo preguntamos cada día. Por nosotros, no quedará. Si el número 1 fracasa, será difícil seguir publicando papel y pagar a los colaboradores lo que les estamos pagando. Si funciona, 5W empezará a ser sostenible. 

3) FINANZAS: EL DINERO, PARA HACER PERIODISMO

No tenemos sede. Hay tres salarios, por llamarlos de alguna manera, que no llegan ni a los mil euros mensuales. Nuestros gastos en márketing y promoción no llegan ni al 5% del total (nacimos en las redes). Sabemos que los inicios son duros y estamos dispuestos a apretarnos el cinturón ahora que empezamos, pero hay algo que mantendremos con el tiempo: el dinero de un medio de comunicación es para hacer periodismo.

Gastos de 2015
 

No nos gusta gritar. Nos gusta más hablar de lo que hacemos (crónicas de larga distancia) que de lo que somos, pero llegados a este punto es importante ser transparente y explicar cómo funcionamos. Somos una S.L. en la que los ocho fundadores (siete periodistas y un programador web) tenemos el mismo número de acciones. No hay ninguna gran empresa o corporación detrás. No nos condiciona nada: solo intentar hacer periodismo internacional lo mejor que sepamos. Acercar lo que está más lejos.

Desde el punto de vista financiero, dependemos de los socios. Ahora empezamos a cerrar nuestros primeros acuerdos de publicidad: algo lógico, ya que llevamos en antena solo tres meses, y queremos afinar muy bien a quién le cedemos espacios publicitarios. En 2016 serán fundamentales los ingresos por la venta de la revista en papel y también queremos impulsar talleres (¿sobre periodismo de guerra? ¿sobre refugiados?) y otras actividades que puedan generar ingresos adicionales.

Hablemos, pues, de la gente que ha hecho que este sueño empiece a ser realidad. Son esas heroínas y héroes a los que llamamos socias y socios.

4) SOCIOS: MÁS QUE SUSCRIPTORES

Fiesta de inauguración de 5W en Madrid. Septiembre de 2015.Javier Carbajal

Vale, eso ha sonado un poco a lema de equipo de fútbol. Pero es verdad: nuestros socios no son suscriptores que pagan por un contenido. Sois una comunidad. No lo decimos nosotros: os comportáis como tal. No pasabais por aquí. Cuando os preguntamos qué cobertura tenía que ser la primera de 5W, respondisteis en masa y ganó por poco la de Boko Haram, que, por cierto, aún sigue en marcha. Habéis acudido de forma entusiasta a nuestros actos de inauguración. Os encanta esto de las crónicas de larga distancia, esto de leer historias de todo el mundo, esto de la fotografía.

Somos todos los que estamos, pero no estamos todos los que somos. Más gente tiene que sumarse. Empezamos con los 893 apoyos del crowdfunding. En tres meses, 263 personas más se han unido a 5W, pero más de un centenar entre quienes habían aportado diez euros durante la campaña no han renovado su compromiso. Eso quiere decir que ahora somos 1.013.

Nuestro objetivo es llegar a 2.000 socios a finales de 2016. El ritmo que llevamos sugiere que podríamos llegar, pero es un cálculo engañoso. Las aportaciones del crowdfunding eran por definición puntuales. Necesitamos que sean apoyos recurrentes. Necesitamos socios: eso es lo que garantiza nuestra sostenibilidad. En septiembre, tendremos que convencer a más de 500 personas de que se queden con nosotros. Vamos a poner toda la carne en el asador. El libro número 1 será nuestra próxima promesa cumplida.

¿Os quedaréis?

5) PUBLICIDAD: ¿CUÁL SÍ?

A veces nos preguntan qué tipo de publicidad no entraría en 5W. Creemos que la pregunta no debería ser esa, sino una mucho más simple: ¿qué publicidad sí puede entrar en 5W? Lo normal es que empecéis a ver anuncios relacionados con el viaje, la fotografía, la cultura, la cooperación: el mundo en un sentido amplio. Por ejemplo, en nuestro número 1 hay un anunciante de la industria de la imagen que ha explicado lo que quería con las 5W (Who, What, When, Where, Why). Nos interesa eso: que la publicidad no sea algo molesto, que no desentone. Y, por supuesto, que no comprometa nuestra independencia.

Trabajaremos en ese sentido. En cuanto a la web, ya habéis visto que es limpia y pensada para que los contenidos (fotografía y texto) luzcan. No la vamos a llenar de banners. Buscamos marcas que se puedan asociar de forma natural a la nuestra: dado el público tan especial y concreto que tenemos, creemos que esta política tiene sentido tanto para nosotros como para el anunciante. Tenemos un público joven, cualificado, comprometido y, ojo, dispuesto a pagar si el producto le interesa. Es otra forma de buscar publicidad: las lecciones de otros modelos de masas no podrían aplicarse aquí.

EN 2016…

Se acaba 2015, el año en que vimos la luz. Y hay dos cosas que nos obsesionan de cara a 2016.

La primera quizá la habéis echado de menos al hablar de contenidos. 5W no hace (solo) periodismo de guerra. Aunque denunciemos la vulneración de los derechos humanos que sufren los refugiados, no nos centramos solo en la tragedia. Aunque hablemos de la pobreza, no nos olvidamos de la prosperidad. Vamos a insistir en el lado positivo de las cosas: no queremos dramatismo, solo periodismo. Los socios nos habéis insistido mucho en esto, y tenéis razón. Mensaje recibido.

De la segunda cosa ya hemos hablado, pero somos muy insistentes. ¡Nuestro número 1 en papel está a punto de salir! Regaladlo, difundid su existencia, lleguemos al gran público. En 5W creemos en el papel y en la inteligencia del lector. Cada vez menos gente se comprará un diario, un semanario, una revista o un libro que no tenga voluntad de permanencia. Te compras algo así para que te dure. Se amontonan las publicaciones, así que en 5W no queremos imprimir de forma masiva. Solo una vez al año.

Compromiso estético.

Fotografía.

Narración.

Diversión.

Crónicas de larga distancia.

5W.

Luca Piergiovanni

 

Comparte:

Las cinco noticias olvidadas de 2015

Las diez noticias más leídas de 2015

Somos un proyecto abierto