Los afganos que se quedan detrás

Crónica de la caída de Kabul y de la gente atrapada en un país tomado por los talibanes

Los afganos que se quedan detrás
Evacuación en helicóptero de extranjeros de la embajada de EEUU en Kabul al aeropuerto. Alessio Romenzi

Ante la inminente llegada de los talibanes a Kabul, pasamos la noche del 14 al 15 de agosto en la embajada italiana, en la llamada Zona Verde, con órdenes de evacuarla a las 12 del mediodía e ir al aeropuerto. Éramos 40. A las 10 de la mañana, para comprobar la seguridad en la ruta, tropas italianas enviaron un convoy de vehículos con nuestras pertenencias. Volvieron una hora más tarde. Las calles estaban inundadas de gente intentando llegar al aeropuerto o desesperadas por saber qué estaba pasando. A la embajada le preocupaba que, en medio del caos, el convoy pudiera ser atacado por grupos que no estuvieran bajo control talibán. También había ira de la gente, que lanzaba piedras a los vehículos blindados de la embajada. La OTAN controlaba el espacio aéreo y no dejaba salir vuelos comerciales. Preocupado por el riesgo que podríamos sufrir,…

Contenido solo para socios/as

Otra forma de ver el mundo es posible. Si te haces ahora socio/a, tendrás acceso ilimitado a la web, y recibirás cada año nuestra revista en papel con más de 250 páginas y un libro de la colección Voces.

Suscríbete ahora
Ir al principio
Esta web, como todas, usa cookies. Si estás de acuerdo, pincha en 'Aceptar'.