Kuwait, emirato de las apariencias

Gabriele Cecconi/Parallelozero

El capitalismo voraz y las tradiciones islámicas se mezclan en este país del golfo Pérsico repleto de paradojas

Tiene una ingente riqueza petrolera, 4,6 millones de habitantes —de los que dos tercios son trabajadores migrantes— y un desierto que ocupa prácticamente todo el territorio. Ubicado entre Irak y Arabia Saudí, Kuwait es una de las monarquías del golfo Pérsico donde el lujo y la influencia de valores capitalistas se funden con la tradición islámica. En este pequeño emirato se entrelazan escenarios irreales de lujo y exotismo con otros que hablan de minorías desprotegidas o deterioro del entorno: un lugar donde se puede encontrar un guepardo en el interior de un apartamento o un desierto lleno de plásticos. El contraste de estos escenarios y valores llamó la atención del fotógrafo italiano Gabriele Cecconi, que durante los últimos cuatro años ha centrado su trabajo en la relación entre el ser humano y su entorno. Su anterior trabajo lo llevó a cabo en Bangladesh, donde exploró la…

Contenido solo para socios/as

Otra forma de ver el mundo es posible. Si te haces ahora socio/a recibirás en unos días 'El compromiso de la fotografía'. Además, tendrás acceso ilimitado a la web y en primavera te enviaremos nuestra revista en papel con más de 250 páginas.

Suscríbete ahora
Ir al principio
Esta web, como todas, usa cookies. Si estás de acuerdo, pincha en 'Aceptar'.