Contra la impunidad de la violencia sexual en las guerras

Una violación en un conflicto no es un daño colateral, sino una vergüenza para todo el planeta

Contra la impunidad de la violencia sexual en las guerras
Cinta Fosch

Intento transcribir la entrevista número quince. La mujer número quince de mi lista, que con voz agridulce cuenta en qué consiste aquello de volver a vivir después de morir. No pretendo sensibilizar ni convencer a nadie. No pretendo inyectar, como si fuera una vacuna, una dosis de empatía, de solidaridad o de condescendencia. Solo creo que es importante saber cómo se sigue viviendo después de romperte física y emocionalmente. No soy ninguna experta en el tema: aún sigo aprendiendo a lidiar con el dolor de las mujeres a mi alrededor sin echarme a las espaldas sus martirios. Por eso, en esta última llamada como en las anteriores, agradezco el tiempo invertido en mí y cuelgo. Hace meses que decidí entrevistar a mujeres que habían vivido situaciones de violencia sexual, en su mayoría violaciones en zonas inhóspitas o conflictivas. Algunas en Bosnia, otras en Líbano, otras en Afganistán. Intrépidas…

Contenido solo para socios/as

Otra forma de ver el mundo es posible. Si te haces socio/a ahora, tendrás acceso ilimitado a la web. Además recibirás 'En el fondo la forma', el nuevo número de la colección 'Voces'.

Suscríbete ahora
Ir al principio
Esta web, como todas, usa cookies. Si estás de acuerdo, pincha en 'Aceptar'.