‘El rickshaw’: de la ofensiva israelí en Gaza a las protestas en Colombia

Atentado en Afganistán, cien días del golpe militar en Birmania y otras noticias de la semana

Reproducir audio 09:02
‘El rickshaw’: de la ofensiva israelí en Gaza a las protestas en Colombia
Khalil Hamra/AP

Nuestro rickshaw vuelve a rodar una semana más para repasar la actualidad internacional. Empezamos prestando atención a la escalada de violencia que está teniendo lugar en Gaza; seguimos pendientes de las protestas en Colombia; y nos fijamos en el reciente atentado perpetrado cerca de un instituto femenino en Afganistán. También nos detenemos en Italia, la frontera entre Estados Unidos y México, Birmania, Uganda y la India.

📧 ¿Te han enviado esta newsletter y quieres recibirla tú también cada sábado?

📻 Y si lo prefieres, también puedes escuchar este boletín en nuestra web o en las principales plataformas de podcast como Spotify o Ivoox.

¡Empezamos!

El recorrido

Gaza

Artillería, carros de combate y bombardeos aéreos de Israel contra Gaza, cohetes de Hamás contra ciudades israelíes, violencia y linchamientos entre judíos y árabes israelíes en las ciudades mixtas. Esta semana se ha producido la peor escalada bélica en la zona en más de seis años. En los primeros cuatro días de ataques han muerto más de un centenar de personas en Gaza, entre ellos una treintena de niños, y al menos otras nueve personas desde el lunes en Israel.

La violencia se ha elevado a un estadio que no se veía desde el conflicto de 2014, cuando las Fuerzas de Defensa de Israel lanzaron una dura ofensiva militar sobre Gaza —la llamada Operación Margen Protector— que acabó con la vida de más de 2.200 palestinos, en su gran mayoría civiles. Las fuerzas israelíes han bautizado la actual como “Guardianes del Muro” y Hamás llama a su operación “Espada de Jerusalén”, en un clima de guerra que escala sin que los esfuerzos de medición internacional, especialmente de la ONU, Egipto y Qatar, hayan tenido éxito.

Si quieres saber más, esta semana hemos publicado un repaso visual de esta nueva escalada bélica.

Colombia

La Defensoría del Pueblo de Colombia comunicó el martes haber recibido notificación de al menos 42 muertes y 168 desapariciones en las protestas que comenzaron el pasado 28 de abril. Esta semana, el presidente Iván Duque ha modificado su retórica y hecho un llamamiento para negociar las condiciones reclamadas por los manifestantes, pero el primer encuentro ha terminado con dos visiones muy diferentes. Por un lado, Miguel Ceballos, el Alto Comisionado para la Paz y político designado por Duque para manejar el acuerdo, se ha mostrado optimista asegurando que la conversación iba bien encaminada. Por otro, el Comité del Paro ha emitido un comunicado en el que calificaba las cuatro horas de reunión como “un encuentro exploratorio en el que no se llegó a ningún acuerdo”.

Este encuentro, sin embargo, no ha impedido que el miércoles se produjeran nuevas movilizaciones masivas y continuaran los paros que desde hace dos semanas mantienen el país bloqueado. De forma paralela, a la actualidad colombiana se han sumado también novedades del Ejército de Liberación Nacional, que el jueves anunció su disposición a sacar del estancamiento en el que se encuentra el diálogo de paz con el Gobierno.

Afganistán

Un atentado en Afganistán el pasado sábado acabó con la vida de al menos 85 personas, muchas de ellas jóvenes estudiantes, ya que el ataque tuvo lugar frente a un instituto femenino en la capital, Kabul. La zona, además, se encontraba bastante concurrida en ese momento al coincidir la salida de clase de las alumnas y las compras previas a la ruptura del ayuno del Ramadán. 

El portavoz del Ministerio del Interior afgano, Tariq Arian, no tardó en calificarlo de acto terrorista pero aún no han sido desveladas algunas incógnitas, como la motivación del ataque o el objetivo concreto del mismo.

Talibanes y Gobierno afgano llevan tiempo acusándose unos a otros de intentar bloquear las conversaciones de paz de Doha. Recordemos además que hace justo un mes, Estados Unidos y la OTAN comunicaron sus intenciones de retirar las tropas de suelo afgano antes del 11 de septiembre —meses después de la fecha que había establecido Trump— y desde entonces se ha desatado el temor de la población civil al aumento de la violencia e incluso a una nueva guerra civil en lugar de un avance hacia la paz.

La imagen

Khalil Hamra/AP

La fotografía de la semana se adentra en las consecuencias de la ofensiva a gran escala de Israel contra Gaza: una joven llora durante el funeral en la localidad de Beit Hanoun de Hussain Hamad, un niño de 11 años muerto por uno de los bombardeos de Israel en el norte de la Franja.  

Entre el lunes y el viernes, Israel lanzó cerca de 150 ataques aéreos sobre este enclave. Los hospitales de Gaza están desbordados de heridos, y numerosos edificios han quedado destruidos. Muchas familias del norte de la Franja están abandonando la zona para huir de la violencia en medio de un clima de guerra; durante la semana tampoco cesó el lanzamiento de cohetes a las poblaciones del sur de Israel. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que la operación militar durará “lo que sea necesario.”

Otras claves

  • Más de 2.000 migrantes llegaron a Lampedusa en una veintena de embarcaciones entre el domingo y el lunes. La situación ha desbordado la isla italiana, especialmente a su centro de acogida, que apenas cuenta con 200 plazas. El alcalde, Toto Martello, ha solicitado al presidente del Gobierno italiano, Mario Draghi, una estrategia que pase por la “intervención y diálogo con los países que se asoman al Mediterráneo y sobre todo con Libia”. De momento Alemania ya ha ofrecido su disponibilidad de acogida.
  • Y seguimos con actualidad relacionada con los movimientos de población porque esta semana hemos conocido que las detenciones de migrantes en la frontera entre Estados Unidos y México alcanzaron otro máximo histórico durante el mes de abril: más de 178.000 personas, la cifra más alta de las últimas dos décadas. Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU, lo que sí ha disminuido es el número de menores detenidos: cerca de un 12 por ciento menos que en marzo.
  • El golpe de Estado del Ejército en Birmania cumple cien días sin que los militares hayan conseguido controlar el país. Las marchas contra la junta militar se repitieron este martes en distintas ciudades. Al menos 781 personas, incluidos 52 menores, han muerto desde el golpe a manos de las fuerzas de seguridad, y más de 3.800 permanecen detenidas. Mientras, el acoso de militares a los medios independientes no cesa: esta semana, un periodista ha sido condenado a tres años de prisión por cubrir las protestas.
  • Ya es oficial: Yoweri Museveni seguirá siendo el presidente de Uganda durante un sexto mandato. Este miércoles ha jurado su cargo tras las elecciones de enero, en las que obtuvo algo menos del 59 por ciento de los votos. El principal candidato opositor, Bobi Wine, se había negado a reconocer su derrota al denunciar fraude en unos comicios marcados por la tensión tras el incremento de la represión contra la oposición y la muerte de al menos 50 manifestantes en noviembre a manos de las fuerzas de seguridad.
  • Terminamos con una buena noticia verde. Una investigación ha descubierto que en las dos últimas décadas se han regenerado casi 59 millones de hectáreas de bosque en todo el mundo. Si las pusiéramos todas juntas saldría una superficie más o menos del tamaño de la península ibérica. En ese mismo tiempo también se perdieron 386 millones de hectáreas de cubierta forestal, seis veces lo recuperado, pero hoy nos quedamos con el dato de que esta extensión “ganada” tiene el potencial para absorber y almacenar 5,9 gigatoneladas de dióxido de carbono, es decir, más que las emisiones anuales de todo Estados Unidos.

Esta semana en 5W

Con un sistema de salud desbordado, la India, el segundo país más poblado del mundo, sufre el impacto del virus en las zonas rurales y en los sectores más vulnerables. Fuera de las ciudades, la atención sanitaria se organiza en torno a unos ambulatorios tan básicos que muchas veces ni siquiera disponen de médico, solo personal de enfermería y auxiliares. Sin capacidad de poder tratar a un enfermo grave de covid-19, se ven obligados a remitirlos a los hospitales de las ciudades más próximas, un viaje de 60 o 70 kilómetros y en cuyo destino final a menudo no hay ni camas.

La periodista Amanda Terés lleva más de siete años gestionando proyectos sociales en el país asiático. Esta semana cuenta cómo la India afronta ser el nuevo epicentro de la pandemia.

Buena lectura.

Hazte socio/a y consigue 'El compromiso de la fotografía'

Además, tendrás acceso ilimitado a la web y en primavera te enviaremos nuestra revista en papel con más de 250 páginas.

Suscríbete ahora
Ir al principio
Esta web, como todas, usa cookies. Si estás de acuerdo, pincha en 'Aceptar'.