Generación Decreței: los hijos de Ceaușescu

Se cumplen treinta años de la muerte del dictador rumano, cuya política para fomentar la natalidad llenó los orfanatos del país

Generación Decreței: los hijos de Ceaușescu
Dieter Endlicher / AP

Mihai Brezeanu sorbe su limonada. El sol empieza a caer en Bucarest. Hablando con él sobre un festival de cine del que lleva la comunicación, surge el nombre del dictador Nicolae Ceaușescu —siempre surge Ceaușescu— y su política pronatalidad. —Fue una de las medidas más estúpidas que se adoptaron, pero fue admirada por muchos países de la órbita comunista. Muchísimas madres murieron abortando clandestinamente y otras por no hacerlo, cuando el embarazo suponía un riesgo para su salud. La política pronatalista de Ceaușescu dio lugar a toda una generación de niños abandonados que luego se convirtieron en adolescentes que malvivían en las calles. También hubo muchos niños no deseados. Yo soy uno de ellos. Brezeanu nació en 1979 en la capital rumana. Forma parte, aunque de forma tardía, de la generación Decreței, que acostumbra a identificarse con los niños nacidos a finales…

Contenido solo para socios/as

Otra forma de ver el mundo es posible. Si te haces ahora socio/a recibirás en unos días 'El compromiso de la fotografía'. Además, tendrás acceso ilimitado a la web y en primavera te enviaremos nuestra revista en papel con más de 250 páginas.

Suscríbete ahora
Ir al principio
Esta web, como todas, usa cookies. Si estás de acuerdo, pincha en 'Aceptar'.