Los indígenas expulsados por los paramilitares en Colombia

El vacío que han dejado las FARC en lugares como Santa Rosa de Guayacán ha sido ocupado por los paramilitares

Los indígenas expulsados por los paramilitares en Colombia

El hambre de Clay Champauro pudo más que su miedo. La comunidad indígena wounaam nonam a la que pertenece llevaba días confinada en sus propias casas de Santa Rosa de Guayacán y ya no quedaba nada para comer, así que Clay se aventuró el 4 de febrero a recorrer la hora y media que lo separaba de su tierra de cultivo. El atrevimiento le salió caro y la amenaza invisible a la que tanto temía se materializó. Cuatro hombres lo asaltaron, secuestraron y torturaron durante horas. Sobre todo, insistieron, no debía mirarles a la cara. Ellos tenían que seguir siendo tan invisibles como profundo el temor que ejercían entre los wounaanes nonam, y la paliza era una advertencia para el resto de sus vecinos. Esto es lo que les ocurriría si se atrevían a volver a salir de la comunidad. Nueve horas de cautiverio y varias…

Contenido solo para socios/as

Otra forma de ver el mundo es posible. Si te haces ahora socio/a recibirás en unos días 'El compromiso de la fotografía'. Además, tendrás acceso ilimitado a la web y en primavera te enviaremos nuestra revista en papel con más de 250 páginas.

Suscríbete ahora
Ir al principio
Esta web, como todas, usa cookies. Si estás de acuerdo, pincha en 'Aceptar'.