Brescia, tierra de agujeros

Mattia Marzorati

El negocio de los residuos y la explotación industrial han tenido consecuencias desastrosas en el norte de Italia

Desde la carretera son invisibles: solo al sobrevolar la zona se revelan las enormes canteras de grava y arena que se abren como heridas en la llanura de Brescia, en el norte de Italia. La explotación industrial, la utilización de estos grandes agujeros artificiales como vertederos y la falta de controles en los vertidos han convertido a esta provincia en uno de los puntos negros de la contaminación en este país. Durante décadas, en las canteras abandonadas de Brescia se han vertido de forma descontrolada todo tipo de residuos procedentes no solo de Italia, sino también del extranjero. Al mismo tiempo, la proliferación de industrias químicas en la región el siglo pasado provocó una polución ambiental cuyas consecuencias perduran hasta hoy: Brescia ha sufrido la mayor contaminación por policlorobifenilos (PCB) del mundo a causa de décadas de emisiones de la industria química. La provincia alberga además…

Contenido solo para socios/as

Otra forma de ver el mundo es posible. Si te haces ahora socio/a, tendrás acceso ilimitado a la web, y recibirás cada año nuestra revista en papel con más de 250 páginas y un libro de la colección Voces.

Suscríbete ahora
Ir al principio
Esta web, como todas, usa cookies. Si estás de acuerdo, pincha en 'Aceptar'.