Tierra de llamas y cenizas

Adra Pallón / OLLO

El fuego consume año tras año miles de hectáreas en la península ibérica. Nos adentramos en los territorios arrasados de Galicia.

Arde sobre quemado. Año tras año, las imágenes de grandes incendios que devoran miles de hectáreas abren telediarios, ocupan portadas y se convierten en trending topic en las redes sociales. España termina este verano con un mapa lleno de manchas negras: el país  lidera el ránking europeo de superficie calcinada. 

Cuando el fuego sigue vivo se emprenden investigaciones, se buscan culpables, se indagan las causas y se repiten las mismas preguntas, casi siempre con el mismo resultado. Cuando cesa, los incendios pasan a un segundo plano para finalmente desaparecer en los márgenes de la parrilla informativa. Pero el fuego no termina cuando se apagan las llamas: no al menos para aquellos a los que los incendios destruyeron sus casas y calcinaron sus bosques.

“El fuego tiene la capacidad de borrar las vidas de centenares de personas de un…

Contenido solo para socios/as

Otra forma de ver el mundo es posible. Si te haces socio/a ahora, tendrás acceso ilimitado a la web. Además recibirás 'En el fondo la forma', el nuevo número de la colección 'Voces'.

Suscríbete ahora
Ir al principio
Esta web, como todas, usa cookies. Si estás de acuerdo, pincha en 'Aceptar'.