Las otras luchas de las mujeres kurdas

Shaghayegh Moradian

En Irán, Irak, Siria y Turquía, ellas lideran las tasas de suicidios inmolándose con fuego

En los últimos años han estado bajo el foco por su papel de combatientes contra Estado Islámico, pero las mujeres kurdas afrontan otras realidades mucho menos mediáticas: violencia de género, matrimonios forzados, pobreza y represión persisten en una comunidad conservadora y patriarcal, en la que las tasas de suicidios de mujeres que se inmolan a lo bonzo son las más elevadas de la región. Con una población de unos 40 millones de personas, la minoría kurda lleva décadas luchando por sus derechos en Irak, Irán, Turquía y Siria, los cuatro países en los que está repartida. Para el islam, como para el resto de las religiones abrahámicas, el suicidio va contra el carácter sagrado de la vida y es tabú en muchas zonas. Por eso —y por razones culturales, sociales y políticas— no hay estadísticas oficiales sobre estas inmolaciones, pero informes de organizaciones humanitarias e investigaciones…

Contenido solo para socios/as

Otra forma de ver el mundo es posible. Si te haces ahora socio/a, tendrás acceso ilimitado a la web. Además recibirás 'La paz herida', nuestro número 7 en papel con más de 250 páginas. En otoño te enviaremos el nuevo ejemplar de la colección 'Voces'.

Suscríbete ahora
Ir al principio
Esta web, como todas, usa cookies. Si estás de acuerdo, pincha en 'Aceptar'.