El reportero que venció a Pablo Escobar

Carlos Mario Correa se convirtió en el corresponsal clandestino del periódico 'El Espectador' durante los años en que Escobar puso precio a su cabeza. Hoy se lamenta de que los medios hayan convertido al narcotraficante en un icono pop.

El reportero que venció a Pablo Escobar
Ilustración de Pitx

Tras ordenar el asesinato del director, Guillermo Cano, demoler con una bomba la redacción de Bogotá y mandar ejecutar a más de una veintena de personas relacionadas con el periódico, Pablo Escobar consideró inacabada su guerra contra El Espectador de Colombia. Escobar convirtió la delegación del diario en Medellín, abandonada ante la imposibilidad de proteger a sus periodistas, en uno de sus laboratorios de droga. “Era propio de la inteligencia cínica de Escobar: su forma de degradar a los enemigos y mostrar su poder”, dice Carlos Mario Correa, que entre 1990 y 1993 tuvo que ejercer como corresponsal en Medellín haciéndose pasar por contable. Escobar había puesto precio a su cabeza. Correa vivió la época en la que los periodistas colombianos se enfrentaban a diario a la pregunta de Escobar popularizada por la serie Narcos de Netflix: …

Contenido solo para socios/as

Otra forma de ver el mundo es posible. Si te haces ahora socio/a, tendrás acceso ilimitado a la web, y recibirás cada año nuestra revista en papel con más de 250 páginas y un libro de la colección Voces.

Suscríbete ahora
Ir al principio
Esta web, como todas, usa cookies. Si estás de acuerdo, pincha en 'Aceptar'.