Ensayo

QAnon, la secta de los “desposeídos”

El movimiento conspiranoico del privilegio blanco que apoya a Trump se extiende por todo el planeta mediante las redes sociales y, ahora, la religión

QAnon, la secta de los “desposeídos”
Ilustración de Cinta Fosch.

El oficio pseudoreligioso, virtual por obra y gracia de la pandemia, comienza cada domingo a las 09.45 hora de Nueva York. Tras imágenes de amaneceres y galaxias acompañadas de versículos de la Biblia aparece en pantalla Russ Wagner, líder del Ministerio del Reino de Omega, una congregación que se ha unido en perfecta comunión a los postulados de la teoría conspirativa QAnon. El objetivo, explica en su web, es “disciplinar a una nación capacitando y entrenando a los líderes que comenzarán congregaciones domésticas”. Es decir, un canal de captación de adeptos que fusiona hábilmente religión y paranoias políticas propias de la Edad Media. Desde Indiana, Wagner reza para proteger la sala Zoom de Satanás antes de dar paso a su correligionario Kevin Bushey, coronel retirado con aspiraciones políticas (se postuló a la Cámara de Representantes de Maine), quien repasa (según él, “decodifica”) capturas de pantalla,…

Contenido solo para socios/as

Otra forma de ver el mundo es posible. Si te haces ahora socio/a, tendrás acceso ilimitado a la web, y recibirás cada año nuestra revista en papel con más de 250 páginas y un libro de la colección Voces.

Suscríbete ahora
Ir al principio
Esta web, como todas, usa cookies. Si estás de acuerdo, pincha en 'Aceptar'.