La generación iraní que no tiene miedo

Un retrato de la juventud que protagoniza el mayor movimiento contra la República Islámica en décadas

La generación iraní que no tiene miedo
Ilustración de Cinta Fosch

Es primero de octubre. Sábado. Cae la tarde en el centro de Teherán. Las luces de neón de las tiendas se han encendido, el tráfico es más caótico que de costumbre y el ocaso hace más difícil identificar a quienes van dentro de los coches. Hoy, después de una semana extraña con dos días festivos en medio, ha comenzado un nuevo año académico en Irán. El regreso a las aulas también ha reactivado unas protestas que el gobernador de la provincia de Teherán —en uno de tantos movimientos erróneos del régimen durante las movilizaciones que sacuden el país— había dado por muertas tan solo dos días antes.

Masoumé*, traductora de 35 años, lleva desde el mediodía en las calles del centro de la capital iraní junto a Firuzé, una amiga escritora de 33. Han protestado con la cabeza al descubierto, han corrido para huir de…

Contenido solo para socios/as

Otra forma de ver el mundo es posible. Si te haces socio/a ahora, tendrás acceso ilimitado a la web. Además recibirás 'En el fondo la forma', el nuevo número de la colección 'Voces'.

Suscríbete ahora
Ir al principio
Esta web, como todas, usa cookies. Si estás de acuerdo, pincha en 'Aceptar'.