Queremos 5.000 socios y socias para hacer mejor periodismo

En 2022 nos proponemos tener la independencia financiera para llegar a más lugares

Queremos 5.000 socios y socias para hacer mejor periodismo
Ilustración de Cinta Fosch

Fue siempre una cifra mágica, y más teniendo en cuenta el nombre de la revista, pero teníamos miedo de invocarla porque nos quedaba muy lejos. Ahora está cerca: contamos con más de 4.400 socios y socias que mantienen a flote 5W, y queremos que sean 5.000 para hacer más coberturas como la de Afganistán, para incidir en la crónica y la fotografía pero cultivar otros géneros como la entrevista, y para poder reaccionar a la actualidad y aportar nuestra mirada cuando más ruido hay. Esos son los objetivos de 5W para el año que empieza. 

¿De dónde venimos? Sabíamos que 2021 iba a ser un año difícil para la revista, porque durante 2020 registramos un récord de altas que llegó de la mano de nuestro esfuerzo para contar la pandemia, en España y en todo el mundo. Fue un momento que nos acercó a audiencias que no necesariamente estaban interesadas en la información internacional. Todo repunte en un medio que depende de las suscripciones viene seguido de un momento de estancamiento, y el año pasado no solo supimos amortiguarlo, sino que nos mantuvimos en la senda de un crecimiento que, aunque fue modesto, nos permitió seguir ofreciendo más periodismo en cada vez más formatos. 

Afganistán y vacunas

El tema que más interés generó entre lectores y lectoras en 2021 fue Afganistán. Ya lo advertimos hace un año: Afganistán iba a dar que hablar en un año marcado por la retirada definitiva de las tropas internacionales. Lo que nadie supo prever fue la guerra relámpago que llevó a los talibanes al poder el pasado 15 de agosto. Los ensayos, las fotografías y la cobertura que hicimos sobre el terreno trajeron consigo un aluvión de suscripciones: personas que confiaron en un medio no tradicional como 5W para que diera su visión sobre un momento trascendental de la historia reciente, tanto en la región como en el mundo. El apoyo económico de los socios y socias —que sigue siendo, de largo, nuestra mayor fuente de financiación— nos permitió enviar a un equipo a Afganistán y Pakistán. En nuestra situación actual, tan solo podemos realizar este tipo de esfuerzos una o dos veces al año, pero confiamos en seguir creciendo para cubrir tanto temas candentes como otros que no están en el candelero pero que necesitan ser contados. 

Aquí puedes leer el especial que agrupa nuestras publicaciones sobre Afganistán en 2021. 

En la primera mitad del año también hicimos un gran despliegue informativo para explicar la desigualdad de la distribución de las vacunas contra la covid-19, un tema cuyo eco llega hasta hoy —y que seguirá resonando. Lo hicimos, como siempre, con una perspectiva plural, centrándonos en lugares como China, Israel, Chile, la Unión Europea o África, continente que —lo sabíamos desde el principio— iba a ser el que menos vacunas recibiera. 

La pieza más leída en 2021 fue ¿Qué hay en juego en Afganistán?, un ensayo de Agus Morales escrito al calor de la llegada de los talibanes a Kabul. La segunda es Un niño manchado de petróleo, una crónica de Joseph Zárate sobre un derrame de petróleo en la Amazonía que fue publicado en 2017 pero que se sigue leyendo. Ese ha sido siempre uno de los objetivos de la revista: hacer periodismo que permanezca, que pueda leerse siempre, y muchas de las crónicas largas que hemos publicado este año tienen ese espíritu. La tercera pieza más leída es el ensayo de Mónica G. Prieto La era de las sombras, un texto sobre el avance de los populismos y la desorientación de Occidente cuya publicación coincidió con el asalto al Capitolio de Estados Unidos. Los ensayos son una de las propuestas recientes que hemos logrado consolidar en la revista. No son textos de opinión, sino propuestas de reflexión que a menudo incluyen reporteo sobre el terreno pero que tienen una voluntad más ensayística que de crónica o reportaje. En 2022 publicaremos más. 

Nuestro proceso editorial, en todo caso, no se guía por el número de clics. No dependemos de la publicidad, así que no tenemos la necesidad de agitar pasiones para conseguir más visitas. 5W se fundó sobre la premisa de mirar cerca y lejos, a fenómenos inmediatos y a rincones lejanos o que caen en el olvido. Por eso en 2021 no faltaron las crónicas sobre Armenia, República Dominicana, Etiopía —a cuyo conflicto estamos muy atentos—, el Sáhara Occidental o Birmania. Es nuestra razón de ser y seguiremos publicándolas. 

Podcast, web, papel

Trabajamos a dos velocidades: la actualidad y las historias que merecen ser contadas al margen de la actualidad. Que no publiquemos crónica semanal sobre un asunto que está en el candelero no significa que no le prestemos atención. A veces optamos por abordar ese tema en nuestro podcast mensual, donde hay espacio para la narración y la reflexión. El podcast es una de nuestras herramientas más potentes para llegar a más audiencia, y en 2022 entrará en su sexto año de vida. Nos dimos cuenta de que, pese a todo, muchos temas se nos quedaban en el tintero, así que para dar nuestra visión más inmediata de la actualidad creamos hace un año el Rickshaw, una vuelta semanal al mundo en formato de newsletter y podcast cuyo formato breve y directo ya está consolidado como una pata más de 5W

El año pasado también organizamos varios cursos online sobre periodismo narrativo. Se están convirtiendo en una fuente importante de ingresos y, sobre todo, es algo que nos encanta hacer. Prevemos que el área de formación sea una de las que más crecerá en los próximos años. El objetivo es compartir el conocimiento de los profesionales que nos rodean con personas interesadas en el periodismo. Queremos tantear nuevas formas de hacerlo.

A finales de 2020 lanzamos una nueva versión de nuestra web, que durante estos últimos 12 meses ha ofrecido un mejor servicio a socios y socias. La navegación ha mejorado y ahora tenemos más herramientas digitales a nuestro alcance para hacer el periodismo de siempre. La nueva web ha venido acompañada de nuevas ofertas para la suscripción. Antes tan solo existían la opción digital anual, la normal (con los productos en papel) y la solidaria, gracias a la cual quien quiera puede hacer una aportación extraordinaria. Las mantuvimos, pero también dimos la opción de que los lectores se suscriban a la web durante un periodo más corto (trimestral) para estimular las altas digitales y que más gente nos pueda leer antes de dar el paso definitivo para apuntarse a 5W. Esto ha repercutido en un mayor número de suscripciones digitales. 

¿Qué pasará con nuestra revista anual en papel y con nuestra colección Voces 5W? En marzo está prevista la publicación de nuestro número 7, que se centrará en uno de los temas que más hemos tratado desde nuestro nacimiento. 2021 fue el primer año del nuevo formato de la revista, más alto y ancho, con más espacio para la fotografía y el texto. La revista aparecerá de nuevo con este formato, de lectura más fácil que el anterior. La colección de diálogo Voces 5W también seguirá su camino, y el nuevo número llegará en octubre de 2022. 

El horizonte de 5W

En septiembre de 2021 publicamos nuestra rendición anual de cuentas, que arrojaba una facturación récord de 360.000 euros y en la cual detallábamos algunos de los motivos de nuestro crecimiento económico en los doce meses anteriores, que incluía ayudas, subvenciones e ingresos puntuales en 2020. Este tipo de ayudas, que siempre han sido pequeñas en comparación con el tamaño de la empresa y con los ingresos por suscripciones, ha disminuido. El Ministerio de Cultura concedió en 2021 una subvención a todas estas revistas, entre las cuales no se halla 5W, que no ha conseguido los puntos necesarios en su particular “valoración de contenidos” y que, siempre según el Ministerio, no tiene la suficiente “relevancia sociocultural”. Afortunadamente, no hacemos nuestros planes financieros teniendo en cuenta subvenciones u otro tipo de ayudas, sino calculando cómo debe crecer nuestra base de suscripciones, que es nuestra auténtica columna vertebral y emocional. 

Tenemos más gastos que antes: porque la plantilla crece y porque en 2021 subimos las tarifas de las colaboraciones, tanto en web como en papel. Hemos mejorado, también, en el apartado de administración: desde hace un año tenemos a una persona contratada que se encarga de todo lo relacionado con este ámbito. Hasta entonces lo asumíamos desde la redacción, que está formada en su práctica totalidad por periodistas. 

Han sido años duros en los que nos hemos multiplicado para intentar llegar donde era imposible llegar. Tanto en el ejercicio del periodismo como en lo que hay entre bambalinas, que no siempre es tan glamuroso. Pero el viaje ha valido la pena. Cuando nacimos, en 2015, pocos de los fundadores podían imaginarse que estaríamos cerca de tener 5.000 socios y socias. Estamos en un momento clave: el espíritu de 5W sigue siendo el mismo, sin atajos ni concesiones, pero estamos cerca de cruzar una frontera simbólica que tiene que ver, entre otras muchas cosas, con nuestro tamaño. Ahora es más difícil crecer, porque tener más suscripciones significa, también, tener más bajas. Tenemos que convencer a más gente de que se quede. Lo queremos hacer, como siempre, desde el periodismo narrativo, pero huyendo de la comodidad: apostando por más y mejores coberturas, dando más claves sobre la actualidad y haciendo más entrevistas, un género en el que no siempre nos hemos podido prodigar y que a nuestra base lectora le interesa. 

Queremos ser 5.000. Si te gusta 5W, ayúdanos a contar el mundo.

Hazte socio/a y podrás acceder a todos los contenidos de la web

Además, en marzo recibirás el número 7 de la revista anual en papel con más de 250 páginas y en otoño el nuevo ejemplar de la colección 'Voces'.

Suscríbete ahora
Ir al principio
Esta web, como todas, usa cookies. Si estás de acuerdo, pincha en 'Aceptar'.