Un juguete para Hayat

Migrantes etíopes cruzan una de las rutas más duras y olvidadas del mundo. Arabia Saudí los deporta, incluso en medio de la pandemia.

Un juguete para Hayat
Edu Ponces / RUIDO Photo

Esta crónica forma parte del proyecto The Backway de RUIDO Photo y ha recibido el apoyo de National Geographic Society. Alí Abdu tiene dos deseos. El primero, llevarle un juguete a su hija Hayat, de dos años, cuando vuelva a verla. Regalarle un peluche, una pelota o un cochecito. Una muñeca de Minnie Mouse, quizá. Algo. El segundo, llamar a Jamal. Jamal es su mejor amigo, su alma gemela, su hermano de sangre. Jamal también fue el desencadenante de todas las desgracias de Alí Abdu. Y quien le salvó la vida. —Me gustaría llamarlo para decírselo, para darle las gracias, pero no he tenido la ocasión. Los pómulos marcados de Alí Abdu revelan semanas de hambre y dolor contenido. Son unos pómulos pequeños, casi en hueso, que subrayan unos ojos suspendidos en el aire. Pensativos. Son también unos…

Contenido solo para socios/as

Otra forma de ver el mundo es posible. Si te haces ahora socio/a, tendrás acceso ilimitado a la web, y recibirás cada año nuestra revista en papel con más de 250 páginas y un libro de la colección Voces.

Suscríbete ahora
Ir al principio
Esta web, como todas, usa cookies. Si estás de acuerdo, pincha en 'Aceptar'.